Con este poema de la semana llamado "Con Quevedo, en primavera", queremos dar mucho ánimo a las familias y a toda la comunidad educativa que forma nuestro I.E.S. A pesar de que ha llegado la primavera como estación y, casi no lo hemos notado por el confinamiento forzoso que sufrimos, también llegará pronto a todos nuestros corazones, porque la vida es un ciclo y este momento también nos puede ayudar a reflexionar y a apreciar los pequeños detalles que forman nuestro día a día. Esperamos que disfrutéis de su lectura. (MUCHO ÁNIMO Y NOS VEMOS PRONTO). Mónica Mendoza.

EL POEMA DE LA SEMANA

Con Quevedo, en primavera

Todo ha florecido en

estos campos, manzanos,

azules titubeantes, malezas amarillas,

y entre la hierba verde viven las amapolas.

El cielo inextinguible, el aire nuevo

de cada día, el tácito fulgor,

regalo de una extensa primavera.

Sólo no hay primavera en mi recinto.

Enfermedades, besos desquiciados,

como yedras de iglesia se pegaron

a las ventanas negras de mi vida

y el sólo amor no basta, ni el salvaje

y extenso aroma de la primavera.

Y para ti, ¿qué son en este ahora

la luz desenfrenada, el desarrollo

floral de la evidencia, el canto verde

de las verdes hojas, la presencia

del cielo con su copa de frescura?

Primavera exterior, no me atormentes,

desatando en mis brazos vino y nieve,

corola y ramo roto de pesares,

dame por hoy el sueño de las hojas

nocturnas, la noche en que se encuentran

los muertos, los metales, las raíces,

y tantas primaveras extinguidas

que despiertan en cada primavera.

 

Datos del autor: Pablo Neruda (Parral-Chile, 1904-1973, Santiago de Chile). Este gran poeta y escritor chileno fue llamado Ricardo Eliezer Neftalí Reyes Basoalto. En 1923 y 1924 publica Crepusculario y Veinte poemas de amor y una canción desesperada respectivamente, por lo que alcanza fama mundial como el gran poeta del amor. En 1945 recibe el Premio Nacional de Literatura y en 1971 el Premio Nobel de Literatura.

   
© IES. Colonial